las fases del stress

Imagen

 

Lo que conocemos como stress es algo presente en la vida de las personas de una manera constante, en especial en aquellas que viven en una sociedad industrializada, donde los compromisos sociales, laborales, académicos, sumados a los sistemas de control social, el ritmo de vida agitado y los innumerables problemas existentes en la vida de todo ser vivo, ejercen una presión que para muchos es difícil de soportar. Todo este al fin de cuentas genera una sobre-preocupación mezclada con ansiedad y cansancio, que es lo que coloquialmente conocemos como stress. sin embargo este concepto es de gran importancia para las ciencias de la salud, puesto a su influencia directa en el estilo de vida de las personas, por lo cual se analizan ciertas de sus características.

fases del stress

– fase de alarma: Sucede cuando experimentamos una situación que excede nuestro control, obligandonos a responder de manera inmediata y en algunas veces impensada, tal como sucede cuando nos asustan. En esta fase la persona se caracteriza por luchar para recuperar el control.

En esta fase el corazón late más fuerte y rápido subiendo la presión arterial. La sangre se desvía del estómago y de la piel hacia los músculos por si necesitamos realizar movimientos rápidos. Las pupilas se dilatan, la respiración aumenta y los músculos se contraen.

– fase de adaptación:

Cuando no podemos ejercer ningun control frente a la situación el organismo moviliza todos los recursos disponibles para adaptarse a esta nueva situación, dura más tiempo pero llega a su límite cuando se agota la energía. 

En esta fase la presión arterial sube lentamente. Los tejidos del cuerpo retienen componentes químicos como el sodio.Las suprarrenales aumentan de tamaño y liberan cortisol al torrente sanguíneo, provocando una serie de cambios físicos. El nivel de colesterol aumenta y aparece una pérdida de potasio. Hay un aumento de la secreción de ácidos grasos. Disminuyen las defensas y aumenta el desequilibrio del estado emocional derivando hacia la depresión.
 
– fase de agotamiento: Debido a la imposibilidad de la persona de hacer frente a la situación y no ver por ende una solución, se agotan todos nuestros recursos orgánicos y emocionales. El estrés continuo hace que el funcionamiento hormonal libere sustancias químicas que dañan a los tejidos abriendo posibilidades a diferentes enfermedades.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada se publicó el septiembre 25, 2012 en 11:05 pm y se archivó dentro de Uncategorized. Añadir a marcadores el enlace permanente. Sigue todos los comentarios aquí gracias a la fuente RSS para esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: